Los activos digitales, en sentido general, poco a poco van ganando terreno en el sistema económico mundial. A la vez que van desplazando y ocupando el espacio del dinero físico para ya no volverán atrás.

Esto preocupa grandemente a las instituciones tradicionales que obtienen sus ganancias custodiando el dinero de la gente. Ese parece ser el caso del Banco Popular de China (PBoC), el cual parece preocupado por la creciente popularidad de las monedas digitales a costa de la disminución en la popularidad de las reservas de efectivo fiduciarias. Según una publicación de Bitcoinnews.com el día de hoy.

El dinero efectivo ahora está en segundo plano incluso en la propia China, ya que AliPay y WeChat Pay (las plataformas de pago a terceros en línea y móviles más grandes del mundo, con asiento en China), están eliminando la necesidad del efectivo fiat entre la base de consumidores.

El portavoz del Banco de la Reserva mostró claramente su preocupación cuando declaró que “de acuerdo con las regulaciones actuales es ilegal negarse a aceptar efectivo”. En una declaración, el PBoC dijo:

 

“En los últimos años, ha habido problemas con la circulación del efectivo del renminbi1, y la respuesta de la gente ha sido intensa. Los consumidores en áreas turísticas, restaurantes y comercios minoristas han rechazado su efectivo, lo que ha dañado el estado legal del renminbi y el derecho de los consumidores a elegir entre los métodos de pago”.

En gran parte del país asiático, en los últimos meses más del 90 por ciento de las ventas se procesaron mediante el sistema de pagos digitales y otras aplicaciones de tecnología financiera en lugar del efectivo físico,

Cambio en la preferencia de los consumidores

Ese cambio en la preferencia de los consumidores no le está sentando muy bien al regulador bancario, ya que demuestra que la gente común está más que dispuesta a alejarse del efectivo, adoptando las soluciones digitales.

El Banco Central PBoC, una de las entidades estadísticamente más anti-criptomoneda en el mundo, las ha prohibido (las criptomonedas) en el país en una medida radical, tratando de alejar lo más posible lo “inminente”…

El aumento en las aplicaciones móviles y el sistema de pagos digitales conduce inevitablemente a soluciones basadas en blockchain e incluso a las criptomonedas, algo que no es ideal para un banco empeñado en no evolucionar.

Esta situación está llevando al banco a oponerse “radicalmente” a la “excesiva digitalización” del dinero de todas las formas posibles.

1(Renminbi), otro nombre por el cual se conoce el “yuan” en China.